¿Será este miércoles, un feliz día de las madres?

Este 30 de mayo se celebra el día de las madres en Nicaragua. La historia nos cuenta que fue decretado por Anastasio Somoza García, presidente de Nicaragua el 29 de mayo de 1940: el día 30 de mayo como día de las madres nicaragüenses. Ratificado en 1956 donde fue declarado día absuelto. Se presume que ese día era el cumpleaños de doña Casimira Sacasa de Debayle, suegra de Somoza; dato que no es verificado.

Desde el 18 de abril de este año, la mayoría del pueblo nicaragüense comenzó a sufrir; pero son las madres las que en realidad sostienen el corazón en la garganta al ver sus valientes hijos: luchando por un mejor país. Se llega el día, el día de las madres… ¿podrán en realidad ellas tener un feliz día de las madres? Cuando hasta la fecha ya son más de 70, que se quedan si parte de su razón de existir, sin un pedazo de sus corazones. Con lágrimas de sangre, con almas destrozadas estas madres no pueden pensar en algo más en que sus pequeños (porque para una madre siempre serán sus pequeños) que ya no están.

Personas sin corazón se atreven a decirles de todo: “lloran ahora que están muertos, porque no los metieron a sus casas cuando estaban vivos”, “andan llorando pero bien que los dejaban andar en las calles”, “ahora si se preocupan por ellos”, “es culpa de ellas”… ¿cómo es posible?, ¿Acaso no pueden tener un poco de piedad para estos seres que están sufriendo?  Y quiero hablarte a voos que sos madre nicaragüense y haz mencionado algunas de estas u otras frases en contra de las madres en luto y decirte que tengas cuidado, todo en la vida se paga y a veces hasta con el doble.

Yo soy nicaragüense, pero sobre todo madre y me uno al dolor de todas las madres que están sufriendo. Madres, madrecitas lindas… tu que estás llorando, que te quieres morir, que no entiendes el porqué, que no te dan justicia; madrecita perdónalos! Hoy no quiero decir que les deseo un feliz día de las madres, hoy quiero hablar por algunos de los nicas que entienden tu dolor y darte gracias, gracias por criar jóvenes valientes, jóvenes que amaban su patria y que decidieron por voluntad propia (y no pagada) dar la cara por una Nicaragua libre. Gracias por enseñar que valen más los valores: el amor y el respeto; que enseñarles el himno nacional vale más que una consigna política.

Y quiero que este post cruce las fronteras, para que sepan que en Nicaragua se está sufriendo, llorando y pagando justos por pecadores. Donde ahora ya no es por una reforma, ahora es por los derechos de un pueblo, por la justicia que las madres imploran. A ustedes madres les debemos gracias y “ellos”, “ellos” les deben el perdón.

No puedo decirles un feliz día de las madres, no puedo devolverles a su pequeño, ni tampoco puedo quitar ese vacío; pero si les digo que orgullosa Nicaragua está por esos “vandálicos”, que no tuvieron miedo a defender sus derechos, a ir por su patria y quedarse con ella. Gracias madres; por ser las que trajeron al mundo, a nuestra Nicaragua esos héroes que no dudaron ni un segundo, por los que aun no aparecen, por los que fueron torturados, por los que ofrecen sus servicios de ayuda y voluntariados, gracias madres por ser las guerreras, el ejemplo, la piedra que hoy nos ha dado las bases para luchar contra estos días de desgracia.

Y hoy, no puedo decirte feliz día de las madres, pero si puedo decirte gracias!! 🙁

Regálanos un Like o Compartir:
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si te ha gustado: Regálanos un Me Gusta, Compartir o Síguenos en nuestras Redes sociales!